fbpx

La norma que regula el uso de casco para ciclistas se encuentra recogida en el artículo 118 del Reglamento General de Circulación y señala que la obligatoriedad de su uso dependerá del tipo de vía y de la edad del ciclista.

El casco es obligatorio para menores de 16 años

Como norma general, el casco será de uso obligatorio para niños y adolescentes menores de 16 años en todo tipo de vías; en cambio desde los 16 años en adelante la obligación solo se mantiene cuando se circula por vías interurbanas. Esto quiere decir que aunque en ciudad es
recomendable el uso de casco, recordemos el estudio de la Fundación Mapfre que mostraba que el uso de casco logra evitar 2 de cada 3 lesiones graves o mortales en la cabeza, es completamente legal ir sin casco cuando te desplazas de tu casa al trabajo por vía urbana.

Que sea legal circular sin casco en vía urbana no quiere decir que sea aconsejable ya que según el informe de la DGT “Las principales causas de siniestralidad de los ciclistas”, el 74% de los accidentes con ciclistas se produjeron en vías urbanas, aunque por suerte estos accidentes
acaban con menor frecuencia en muertes comparados con los de vías interurbana, cuya letalidad es de hasta 4 veces mayor.


La multa por no llevar casco asciende a 200 €

Exponerte a circular sin casco por vías interurbanas puede suponer que te toque desembolsar 200 € de multa. En el caso de los menores de edad esta multa recaerá sobre los padres o tutores legales.

Excepciones normativas al uso del casco en bicicleta

También el Reglamento General de Circulación señala excepciones a esta norma en su artículo 119. En las siguientes circunstancias será posible prescindir del casco:
-En condiciones extremas de calor
-En rampa ascendentes prolongadas, como podría ser las subida a un puerto largo.

Pese a que puedas prescindir del casco… no lo recomendamos.

¿Qué ocurre con los ciclistas profesionales y/o en competición?

La normativa señala que cuando se trata de ciclistas profesionales, ya sea durante una competición o durante un entrenamiento, y de ciclistas amateurs en competición, el uso del casco se regirá por “sus propias normas”. En este sentido la mayoría de federaciones obligan al uso de casco en sus pruebas.

¿Vale cualquier casco?

No, se deben usar cascos homologados o certificados por la Unión Europea. Recuerda además que el material del casco se deteriora con el paso del tiempo y que la exposición prolongada al sol también influye en la pérdida de propiedades de su estructura interna, por lo que es recomendable cambiar de casco cada 1 o 2 años si lo usas con mucha frecuencia. Si además has sufrido un accidente que “ha parado” ese casco deberás cambiarlo inmediatamente porque aunque aparentemente haya salido indemne, puede tener daños estructurales que no se ven a primera vista y que hagan que el casco haya perdido la capacidad de amortiguar el golpe.

Comentarios