fbpx

Al volante es normal cometer errores, porque las personas no somos perfectas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los fallos cuando conducimos pueden tener consecuencias muy graves y por ello extremar las precauciones es fundamental para intentar evitarlos.

El experto en motor y conducción Emilio de Villota tiene muy claro dónde están los fallos más comunes al volante: «La invitación a la distracción es total. Es el error número 1», explica sobre los diferentes motivos para desconcentrarse de la carretera.

Además de los despistes con elementos externos, el ex piloto señala a la educación y las malas formas como otro de los focos de errores mientras conducimos: «El comportamiento en la sociedad es algo que aplicamos bastantes bien, a nivel educación, pero cuando subimos al automóvil sacamos el terrorismo de baja intensidad y a medida que cogemos estrés aumentamos la velocidad de agresividad», explica Emilio. Para él, «la clave es el tiempo que nos tomemos en los traslados»

La agresividad, culpable de muchos accidentes de tráfico

Finalmente, es importante tener el coche en perfecto estado de mantenimiento «Cada vez tenemos menos tiempo para ocuparnos del coche y es algo realmente importante, como conductores y como personas, de ahí se pueden desembocar muchos dramas», sentencia.´

Comentarios