fbpx

A veces para entrenar nos gusta usar la música como distracción. Es habitual ver en muchos gimnasios gente con auriculares escuchando algo, y también es una imagen frecuente cuando nos cruzamos con gente que corre por la calle o por parques. Sin embargo, no estamos tan acostumbrados a ver a ciclistas con auriculares… o al menos no deberíamos.

La respuesta es muy sencilla: está prohibido montar en bicicleta con auriculares. La multa puede llegar a los 200 euros de sanción, y es algo que muchos desconocen. Esta prohibición radica en la normativa de tráfico que se aplica a los vehículos:

«Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas cuando así lo exija el Reglamento General de Conductores. Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares»

Código de circulación de la DGT

El principal motivo por el que no se pueden usar auriculares es para no aislarse del entorno, y por tanto no poner en peligro nuestra integridad física. Sin embargo, hay otras opciones menos ‘apetecibles’ para escuchar música, podcast o lo que nos apetezca. Una de ellas es usar el tradicional transistor, o modernizarnos gracias a un altavoz portátil con Bluetooth. Si queremos apostar por la tecnología, también encontramos otro sistema que cumple con la legalidad y nos puede servir, gracias al uso de la conducción ósea.

Audio ‘por los huesos’

Esta tecnología transmite el audio por los huesos mediante vibraciones y deja al oído libre para que reciba cualquier tipo de ‘señal’ del entorno. Hay productos como un casco ciclista con este sistema incorporado que, además, cuenta con otros extras.

Esta tecnología también se encuentra en otros productos como gafas de sol y cumple con la legalidad, al no aislarte del entorno. Es importante que puedas escuchar lo que te rodea y no te desconcentres mientras pedaleas. Por ello es fundamental tener los cinco sentidos puestos en nuestra bicicleta, la carretera y todos los elementos. Hay otras opciones como ‘el rodillo’ que te permitirán entrenar con auriculares sin que pongas en peligro tu vida y las de los que te rodean.

Comentarios