fbpx

Con la llegada del verano disfrutamos de muchas horas de luz pero al mismo tiempo realizamos muchos desplazamientos nocturnos. En muchas ocasiones son distancias muy cortas pero en otros casos afrontamos trayectos de mayor distancia. Sea como sea, y aunque por la noche hay menos tráfico, debemos de ser conscientes de que la conducción nocturna trae consigo una serie de riesgos relacionados principalmente con la disminución de nuestra capacidad visual y la fatiga, que hacen que las probabilidades de sufrir un accidente se incrementen. Con el objetivo de evitar que esto ocurra, a continuación os proporcionamos una serie de consejos a tener en cuenta:

Cosas a tener en cuenta al conducir de noche

Controlar la velocidad de circulación. Aunque de noche baja la intensidad del tráfico y esto invita a pisar el acelerador, es importante recordar que debemos de ser capaces de parar el vehículo dentro del campo de iluminación ante cualquier imprevisto. Por lo tanto, debemos de ser prudentes, respetar los límites de velocidad para cada tipo de vía y adecuar el ritmo de circulación a la iluminación existente.

Aumentar la vigilancia. Cuando conducimos de noche hay que prestar mayor atención a los espejos retrovisores. De esta manera podremos reaccionar rápido ante cualquier sobresalto.

Descansar antes de ponernos delante del volante. Siempre que afrontamos un viaje es muy importante estar descansado, pero si vamos a conducir de noche, este consejo cobra mayor importancia.

Revisar la limpieza de los faros y los cristales

Unos faros y unos cristales limpios nos garantizan una mejor visibilidad. Revisar los sistemas de iluminación. Si tenemos previsto viajar de noche en coche o es algo que hacemos habitualmente, es fundamental revisar periódicamente la iluminación del vehículo para asegurarnos que todos los sistemas de iluminación funcionan correctamente. En la actualidad podemos dotar a nuestro vehículo de avanzadas tecnologías de iluminación para una mayor seguridad nocturna como faros inteligentes, visión con infrarrojos, etc.

Iluminación entre la puesta y la salida del sol. Durante estos tramos del día debemos asegurarnos de llevar las luces de cruce encendidas. Si las condiciones de la vía y de circulación lo permiten y hay baja visibilidad, podemos encender las luces de largo alcance.

Buen uso de las luces de largo alcance. Para evitar deslumbramientos es fundamental un buen reglaje de todos los espejos retrovisores del vehículo, tanto interiores como exteriores.
Igualmente, debemos de ser respetuosos con los otros conductores al utilizar las luces de largo alcance. Por otro lado, si es a nosotros a quién están deslumbrando, tenemos que aminorar la velocidad, permanecer próximos a la línea derecha de nuestro carril y girar ligeramente la cabeza hacia la derecha para conseguir una mejor visión.

Reducir la iluminación en el interior del vehículo. Cuanta menos luz tengamos en el interior del vehículo mejor podremos ver lo que hay en el exterior.

Otras medidas para conducir de noche

Aumentar la distancia de seguridad. Aunque siempre debemos cuidar la distancia de seguridad, de noche aún más si cabe para conseguir mayor tiempo de reacción ante cualquier imprevisto.

Ventilar y airear el vehículo. Cuando conducimos de noche debemos llevar el coche bien aireado y escuchar música o la radio para evitar que la somnolencia haga acto de presencia. Ante cualquier síntoma de fatiga debemos localizar un lugar seguro en el que poder descansar.

No seguir el trayecto de los coches que circulan delante de nosotros. A la hora conducir de noche no debemos guiarnos por las luces de los coches que nos preceden ya que, por ejemplo, lo que parece recto puede que no lo sea.

Conocer la ruta: antes de iniciar nuestra circulación, es recomendable revisar el trayecto que vamos a realizar y asegurarnos de que circularemos por vías bien iluminadas y en buen estado. Además, os recomendamos preferiblemente circular por autopistas y autovías.

Esperamos que estos consejos os ayuden a la hora de hacer vuestros trayectos de noche y a disfrutar de la conducción nocturna. ¡Buen viaje!

Comentarios