fbpx

¿Cómo solucionar un accidente de bicicleta contra coche?

Ojalá nunca tengas que responder a esta pregunta, ni como conductor ni como ciclista. Sin embargo, cada vez son más las personas que eligen la bicicleta como medio de transporte. Es un medio barato, ecológico y beneficioso para nuestra salud. Ahora bien, el incremento del uso de la bicicleta en los últimos años ha provocado también un aumento en sus índices de accidentalidad. Aunque esperamos que nunca te veas involucrado en un accidente con tu bicicleta, a continuación te explicamos cómo debes actuar en caso de tener un contratiempo con un vehículo. Lo primero es evaluar los daños personales, y luego los materiales.

Qué hacer si tienes seguro

1. Rápida evaluación de posibles daños. En primer lugar evalúa lesiones de cualquier tipo que puedas tener tú u otras personas implicadas en el accidente. Pon en marcha el protocolo PAS (Proteger, Avisar y Socorrer), una medida muy importante que ayuda a reducir el daño sufrido en el accidente e incluso puede llegar a salvar vidas. 

2. Avisa a los cuerpos y fuerzas de seguridad y a los servicios sanitarios. Siempre que se produce un accidente es necesario avisar a la Policía o a la Guardia Civil. El atestado que lleven a cabo será fundamental para determinar cómo ocurrió el accidente. Debes facilitarles todos los datos que te soliciten como por ejemplo: matrícula del vehículo, modelo, color, cómo se produjo el accidente.  Igual de importante es avisar a los servicios sanitarios para recibir una primera asistencia. Ellos se ocuparan de elaborar un informe médico que puede servir de gran ayuda a la hora de determinar el daño sufrido a causa del accidente. Es muy importante guardar toda la documentación médica que te entreguen.

3. Recaba toda la información posible del accidente. Intenta obtener los datos del otro conductor implicado así como todos los datos sobre su vehículo: marca, modelo, matrícula, compañía de seguros, etc. Igualmente, si hay testigos del accidentes es fundamental pedirles su nombre, apellidos y datos de contacto ya que pueden ser de gran ayuda en el caso de que se produzca un juicio. En este tipo de situaciones, lo mejor es que la Policía y la Guardia Civil pueda interrogarles,  haciéndolo constar en el atestado. Además, es recomendable hacer fotografías del lugar del accidente, del estado de los vehículos, de tus pertenencias. Toda la información que puedas obtener te servirá de gran ayuda como pruebas de cara a un posible juicio. También es importante la realización de pruebas de alcoholemia o drogas.

4. Reclamación a la compañía de seguros. Si tienes un seguro de bicicleta concreto ponte en contacto con tu compañía para informarles de lo sucedido. Desde tu compañía te ofrecerán asesoramiento sobre todos los pasos que debes seguir. Ahora bien, si no eres el responsable del accidente debes ponerte en contacto con la compañía aseguradora del vehículo que lo ha provocado. Deberás entregarles la documentación que tengas sobre este suceso, principalmente tu información médica. Si la cantidad que te ofrece la compañía por los daños sufridos no te convence, puedes solicitar un informe pericial del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. O bien, un informe privado. En función del resultados de los informes, puedes retomar las negociaciones o acudir a la vía judicial. 

Qué hacer si no tienes seguro

No tener seguro de bicicleta en caso de accidente significa que, si eres el culpable del mismo debes hacerte responsable de los daños producidos y del pago de una indemnización que compense los perjuicios. Sin embargo, tranquilo porque es posible que tu seguro de hogar cubra la indemnización y tu responsabilidad antes terceros ya que, esta clase de seguros ofrecen Responsabilidad Civil Familiar o privada. Por lo que te recomendamos que te pongas en contacto con tu compañía aseguradora de hogar. 

Esperamos que este artículo te sirva de ayuda en caso de tener un accidente de bicicleta, un accidente que esperamos nunca ocurra

Comentarios