fbpx

A la hora de entrenar o salir a la carretera, seas profesional o no, es clave tener en cuenta una serie de conceptos para no caer en riesgos innecesarios. Lo más importante es la seguridad y cualquier entrenamiento debe girar en unas circunstancias idóneas para garantizar nuestra seguridad.

«Para rodar en grupo de forma correcta tenemos que tener en cuenta muchos aspectos. Lo primero es tener claro que podemos rodar en paralelo pero sin olvidarnos que si producimos aglomeraciones o estamos en zonas de seguridad reducida debemos facilitar a los vehículos su visión», explica Luis Pasamontes, excorredor del Movistar Team.

Según su criterio, hay que señalizar siempre nuestros movimientos: «También hay que tener en cuenta que por detrás van otros ciclistas que tienen menos visibilidad que los que vamos delante. Así que tenemos que tener en cuenta que cualquier obstáculo que veamos o cuando vamos a adelantar otro ciclista hay que señalizarlo a los de detrás«.

El respeto debe fijarse en la base de cualquier entrenamiento

Existen otras situaciones habituales: «En el momento en el que nos ponemos encima de los pedales, la bici tiende a irse para atrás de manera involuntaria. Así que cuando vayamos a hacerlo debemos señalizarlo para guardar la distancia de seguridad abriendo las manos, así entenderá que nos vamos a poner encima de los pedales». Por último, el respeto debe fijarse en la base de cualquier entrenamiento: «Debemos respetarnos entre ciclistas, aunque vayamos en un carril de bici no podemos obviar la señalización. En la convivencia está todo, pero no sólo entre conductor y ciclista sino también en la relación ciclista con otro ciclista».

Comentarios